Masaje Maya

Las costumbres antiguas y su conservación nos son de mucho provecho ya que trabajan para conservar el equilibrio del cuerpo material y la energía de la cual nos componemos, permitiéndonos así llevar una vida más plena y saludable.

Un legado que se ha mantenido vivo a lo largo de los siglos es el masaje maya, el cual surgió en esta cultura ancestral con el propósito de ayudar a las mujeres que anhelaban tener hijos.

Masaje maya para la fertilidad

Los tradicionales mayas fueron una cultura muy destacada en astronomía y en medicina. Ellos estimaban al cuerpo humano como un templo sagrado al cual había que mantener. Por ello, los masajes eran indispensables y constantes dentro de sus técnicas de curación, fertilidad, alivio de tensión, etc.

El masaje maya desciende de la cultura que lleva el mismo nombre. Los curanderos y “sobadores” tradicionales mayas usaban este masaje abdominal para reactivar los órganos encargados de la procreación femenina dando como resultado porcentajes muy elevados de concepción después de este tratamiento.

Este masaje se realiza presionando y manipulando los músculos y tendones que conservan en su lugar a los órganos de la cavidad abdominal y de la parte baja del vientre, para que se equilibren y trabajen correctamente.

También se realiza fricción y movimientos circulares para lograr la relajación del tejido conectivo. Para terminar, se hace un masaje en la espalda para complementar la alineación de los órganos. Este tipo de masajes su suelen simplificar con el uso de aceites esenciales.

Según esta técnica, una de las más probables causas de infertilidad es la mala posición de la matriz, que puede salirse de su alineación natural por lesiones, caídas, espasmos o algo tan sencillo como utilizar tacones altos.

Los masajistas garantizan que una vez que el útero está en la posición apropiada, el cuerpo halla su equilibrio natural, especialmente en el área pélvica y órganos allegados, y se eliminan toxinas, ocasionando un equilibrio hormonal, firmeza del tejido y funcionamiento adecuado de los órganos.

En el caso de los hombres, también es favorable, especialmente para prevenir y tratar el aumento de tamaño de la próstata, ya que incrementa el flujo sanguíneo y linfático a este órgano, impidiendo la inflamación e hinchazón.

¿Cuándo no se debe realizar el masaje maya?

Existen momentos en los que el masaje maya podría estar contraindicado, como:

  • 5 días antes de la menstruación y durante la misma.
  • Durante el embarazo.
  • Si se tiene un dispositivo intrauterino.
  • Durante los 2 meses posteriores a un parto vaginal.
  • Durante los 3 meses posteriores a un parto por cesárea.
  • En presencia de hernias.

Hoy en día no existen estudios científicos que hayan demostrado la ineficacia de este tipo de masajes para mejorar la fertilidad. De igual manera, antes de empezarla es recomendable consultar con tu doctor de confianza, ginecólogo o especialista, para saber si es apropiada para tu situación o si existe alguna contraindicación.

Igualmente, si el masaje maya no cumple con tus expectativas, existen múltiples tratamientos convencionales para los problemas de fertilidad, desde medicación hasta fecundación in vitro.

Deja un comentario